domingo, 25 de junio de 2017

41

No recuerdo si estaba más nervioso por lo que echaría de menos a Héctor y Belén (Elsa aún no estaba ni en el encargo) o por el reto al que me enfrentaría la primera vez que fui a los Alpes. Salí de la playa dirección Cáceres. Allí había quedado con mi compañero Txolfo, para emprender, quizás, uno de los retos más ambiciosos, y lo que esperaba que entonces, fuera el inicio de otros muchos más proyectos.
Saliendo de Barrerones...rumbo a Alpes 2010
Salíamos hacia Chamonix, con la idea de ascender al Montblanc (4.810m) y habíamos quedado en Cáceres por la tarde, pero recuerdo que algo pasó y hasta el día siguiente no conseguimos salir, o probablemente esa misma madrugada. Todo el día de viaje hasta que la madrugada siguiente llegamos a uno de los parkings de Chamonix, que en la actualidad es una pista de atletismo. Recuerdo aquella mañana cuando abrí la puerta del coche tras despertarnos, y mirar hacia arriba, el majestuoso Graciar Des Bossons, y justo arriba, a lo lejos, el Dome du Gouter y a su izquierda el objetivo. El Montblanc. La estampa es espectacular, y cada vez que he vuelto he parado en el mismo sitio para grabar, cada vez más, esa imagen en mi mente, para que se quede ahí. Que no se borre.
Un par de años después volví con la misma sensación de nervios, pero ahora si que estaba mi pequeña para echarla de menos. Seguro, que los nervios me los provocaba dejar a los tres en casa.

No he parado de plantearme objetivos, pero siempre con el mismo espíritu de montaña. Pero claro, me di cuenta de que ya no disponía de tanto tiempo para hacer estas actividades, y busqué algo que me enganchara. Nunca pensé que correr lo pudiera hacer.
Y tanto que lo hizo. Me daba cuenta de que podía llegar a muchos más sitios en menos tiempo. Y así, corriendo por la Garganta de los Infiernos en su primera edición, es como encontré la fórmula.

Desde entonces, desde el 2011, no había parado, hasta el 2017, habiendo podido hacer carreras tan espectaculares como el Gran Trail del Aneto, Ultrail La Covatilla, UltraTrail de Gredos, o seis veces el Ultra Trail de Sao Mamede, pero todo ha cambiado.

Trail del Aneto 2012
Ahora que llevo un mes parado, parece que esto se empieza a tornar un poco oscuro, y no soy capaz de visualizar el momento en el que pueda hacer algo. Caminar no está mal, pero ya no llego tan lejos. Eso de llegar a casa y ver el track del recorrido y ver por dónde había corrido y qué sitios nuevos había conocido, ya no está-
Ahora me doy cuenta de lo que me gustaba de correr.
Era llegar lejos.
Conocer más y más.

Y es que ahora necesito mucho más tiempo.

El Viernes, sobre las 23h debía estar en la línea de salida del GTP, carrera en la que hace cinco años tuve que retirarme por lesión. Entonces, casi, sin experiencia. Pero este año tenía la oportunidad. Iba bien preparado, física y mentalmente.



Pero no echo de menos lo más mínimo no estar allí. No voy a negar que me gustaría,  que desearía poder estar en condiciones de estar recorriendo la sierra de Guadarrama. De darle esa vuelta a su sierra, ascenciendo a La Maciliosa, La Morcuera, a Peñalara y finalmente al Puerto de Navacerrada.

Pero no cambio por nada, haber disfrutado de un estupendo momento con buenos amigos esa noche. Poder celebrar dieciséis días después mi "cumple" de esta manera no lo cambio por nada.
De haber disfrutado de Antonio y Macarena, que habéis sido como una extensión de nosotros, cuidando de los niños, de  Belén y de mi mismo cuando lo hemos necesitado con una gigante muestra de cariño.

De manos de un buen montañero
De los "Popis", nuestra familia aquí en  Mérida, no puedo decir mas de vosotros.

"Del Juanfran y La Inés" que nos tranmitís es alegría y gracia, haciendo que echar un rato con vosotros sean momentos en los que te olvidas de todo lo negativo y reímos y reímos.

De Susana y Marce, fuerza, sólo fuerza, fuerza y fuerza. Un ejemplo y una ayuda que valen un tesoro, os admiro, me ayudáis a hacerme ver que hay que seguir.

De Miguel y María... no se qué decir de vosotros... cariño, calma, apoyo... aparecer en nuestro camino, en nuestras vidas, tiene un precio incalculable.
Ya tengo tarea para mi reposo...
 
De Marian y  Alfonso, aunque no pudiérais venir, estuvísteis presentes, así que nos debemos una... de coquinas.
A todos y a los críos de todos, muchas gracias. no tuve palabras en su momento, por la emoción, y aún estoy sin ellas, porque hay cosas que no se pueden expresar ni si quiera con palabras.

Para Belén tampoco tengo palabras, no me omaginaba nada de lo que iba a suceder, siempre ahí... ni para Héctor  y elsa, imagino el tremendo esfuerzo que habies realizado como cómplices sin "soltar prenda"...


El mejor regalo es teneros ahí. ¿Acaso hay alguno mejor?

"El dar engendra el recibir y el recibir engendra el dar. "Dar y Recibir" son dos aspectos del fluir de la energía del Universo. Esto es tan simple como la idea de que debo dar lo que quiero recibir. Si deseamos alegría, démosles alegría a otros; si deseamos amor, aprendamos a dar amor; si deseamos atención y aprecio, aprendamos a prestar atención y a apreciar a los demás; si deseamos riqueza, ayudemos a otros a conseguir esa riqueza, si deseamos placer, demos placer, en realidad, la manera más fácil de obtener lo que deseamos es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean."
Deepak Chopra


No hay comentarios: