martes, 2 de febrero de 2016

VI TRILHOS ABUTRES 2016

Hace tiempo que me inscribí en esta carrera, simplemente por haber oído hablar de ella, pero sin conocer exactamente el recorrido, ni el tipo de prueba que era. Eso sí las referencias eran muy buenas.
Cuando empecé a investigar más a fondo, sobre todo desde que hice un entreno estas navidades con Chiwy, Luis A. Pablos, Javier H. Jean Philippe... y me empezaron a dar detalles de esta prueba, debo reconocer que empecé a hacerme un poco de "caquita"...
Salida junto a Noé y Rubén (un pelín adelantado)
Antes quedaba hacer el Trail Vicentino, que en las condiciones en las que se celebraron, muchos decían que se trataba de un "mini" abutres, y ciertamente ya le perdí un poco el miedo. No era tan horroroso, pegarse 7 horas con los pies metidos en agua. Ahora sólo quedaba el canguelo del terreno técnico, pero realmente no era algo que me daría demasiado miedo, solamente habría que ir con cuidado.
La semana previa a la carrera no fue demasiado buena, con el enano malillo, y apenas habíamos descansado en toda la semana, es más, hasta el mismo viernes a las 17 no tenía demasiado claro si iría. Pero en un momentito preparé las cosas (cierto es que se me olvidó la mitad) y tiré para Miranda do Corvo, que estaba más lejos de lo que me podía imaginar. El viaje se me hizo eterno.
Llegué sobre las 21 al mercado municipal donde se entregaban los dorsales y busqué a Rubén y Noé para cenar y casualmente me encontré con el resto de expedición Caurio-Franco-Cacereña en un bar donde cenamos... lo que había, todos lombo con patatas/esparguettes y de allí a buscar el alojamiento en Loussa, algo complicado por la noche con esas carreteras que ni conoces. Era como en la película de "8 apellidos Vascos" cuando Dani Rovira llegaba al país vasco, de pasar de un sol espléndido a entrar en una zona oscura y nublada...
La habitación estaba bien.
Parque Eólico
Por la mañana, a las 6:45 salimos de allí dirección Miranda do Corvo para superar el primer reto, Llegar a tiempo sin perdernos y en parte lo conseguimos, llegamos a tiempo, muy justo, pero perdiéndonos... Desayunamos en una gasolinera unas torradas e tosta mista y directos a la salida, no nos quedaba más remedio que estar los últimos para salir.
De hecho, salí en la posición 434 de 515.
La salida fue bastante rápida, lógico porque pronto se producirían los primeros tapones en los pequeños senderos y puentes que se atravesaban. al principio fui unos metros con los montijanos, pero se alejaban demasiado rápido y en la salida del pueblo ya les perdí de vista. La carrera la haría solo desde el principio, pero al menos a mi ritmo, ir cómodo y disfrutar del paisaje y conocerlo era el objetivo, además, por supuesto , de acabar la carrera.
Siempre me cuesta al menos una hora entrar en calor y empezar a mejorar el ritmo. Pronto llegaríamos a uno de los puntos más espectaculares, para mi de la carrera y con la imagen que más se me quedó grabada, el espectacular mar de nubes que se observaba al llegar a las primeras cotas altas. Una maravilla.
La temperatura era buena, y se corría a gusto.
Estuve un buen rato corriendo con unos galegos, al menos "cotilleaba" algo y se me hacía más ameno el ir solo.
Pasos como un Tubo de 2m de diámetro con agua por debajo de la rodilla sería la primera salvajada que nos encontramos, más por el hecho de la cantidad de agua que corría!!!
Una de las durísimas rampas.
El recorrido estaba perfectamente marcado, muy bien trabajado y señalizado. Se habían currado una serie de puentes caseros para atravesar determinados pasos de agua, aunque a veces, quizás resultara más seguro pasar por el agua.
En pocas, o mejor dicho, en ninguna carrera he visto tantas caídas como en esta, es más en pocas carreras me he caído, y en esta toqué el suelo varias veces sobre todo en los últimos km de bajada que se contracturaban las piernas. A mi me empezó a pasar sobre el 35, al pasar uno de los controles, venía una larga bajada, y justo en la mitad tuve que para un rato a estirar. Después se sucederían los calambres de manera intermitente hasta el final.
No te daba, apenas tiempo a descansar constantes subidas y bajadas muy técnicas y verticales, requerían un máximo de concentración para evitar un accidente. Tramos muy difíciles y técnicos que requieren de algo de experiencia en este tipo de terrenos, en los que es fundamental tener algo de práctica, sobre todo de reflejos para actuar cuando vas a caer, que la caída sea con las menores consecuencias.
Finalista Trilhos dos Abutres
Y es que una carrera por montaña debe ser algo más que acumular distancia y desnivel.
Una de las cosas que me descomponía eran los atascos, y la poca facilidad que dan los corredores para dejar pasar. Un inglés (o americano) tuvo una brutal caída adelantando desesperadamente a otro corredor, pero los buenos reflejos que tuvo, evitas consecuencias peores.
En cualquier caso, las pocas pegas que pudiera tener este recorrido (pequeños detalles de difícil solución, como la concienciación), de sobra se volvían insignificantes con la belleza del recorrido, parajes, bosques, caídas de agua, edificios y pueblos abandonados y perdidos... una belleza que bien te invita a volver.
-153º En General
Evolución de posiciones
-31º Categoría M40
-Distancia: 50km
-Ritmo medio: 9:20 min/km
-Calorías: 4.419 C
-Tiempo: 7:23:12
-Ganancia de altura: 2.593 m
La compañia: Felix, su mujer e hijo (Hugo) Antonny, Marianne, Luismi (y padre), Laura, Peseta, Lios A. Pablos, Chiwy, Javier Higeras, Ruebn Ramos, Noé, y en carrera estaban tambien Fernando, Guerra y Perozo, Julio y Jose Antonio.. ya lguno que se me escapará...
LA CARRERA:
Precio algo más caro de lo que estamos habituados en tierras lusas, pero que aún así, para las características, los avituallamientos y servicios o bolsa de corredor y trofeo de finalista, sigue siendo de 10.
Un recorrido espectacular, de 50 km con más de +2500m de desnivel, constantes subidas y bajadas, casi sin descanso, técnicas y por todo tipo de terreno, roca, tierra, barro, agua, fango (en los 2 último km ibas constantemente por barro hasta casi la rodilla)... Muy trabajado, diseñado a conciencia, revisado y perfectamente señalizado y limpio. Fabricaron, no se cuántos paso  de madera con troncos.
La localización de la salida muy buena, recorrido inicial por el pueblo, con buenas rampas para alargar la carrera.
Buenos servicios en meta.
Feria de atleta donde podías encontrar material de todo tipo.


GALERÍA
EL RECORRIDO